lunes, 5 de noviembre de 2012

Biología Humana - Las 3 leyes de G. Mendel

Las leyes de G. Mendel:

Si bien muchas de las características se heredan de acuerdo con las leyes establecidas por Mendel, otras, siguen patrones de herencia más complejos. Ciertas interacciones entre los alelos, interacciones entre los genes, e interacciones con el medio ambiente explican gran parte de estas desviaciones de los principios mendelianos.
Muchas veces, en los cromosomas ocurren cambios que, según afecten su número o estructura, se clasifican como alteraciones cromosómicas numéricas o alteraciones cromosómicas estructurales, respectivamente. A veces, estas alteraciones, o mutaciones, tienen consecuencias perjudiciales para los individuos, pues alteran su viabilidad o su fertilidad. Otras veces, sin embargo, los cambios cromosómicos se mantienen como parte de la variabilidad genética entre los organismos y contribuyen al cambio evolutivo y al origen de nuevas especies.


Primera ley de Mendel o de la uniformidad:
Al cruzar dos variedades de plantas de raza pura (AA / aa) para un determinado carácter, todos los descendientes de la primera generación son iguales (igual fenotipo e igual genotipo) e iguales (en fenotipo) a uno de los progenitores.




Segunda ley de Mendel o de la segregación:

Los caracteres recesivos, al cruzar dos razas puras, quedan ocultos en la primera generación, pero reaparecen en la segunda en proporción de 1/3 respecto a los caracteres dominantes. Los individuos de la segunda generación,  resultados de la primera generación son diferentes fenotípicamente unos de otros; esta variación se explica por la segregación de los alelos.



Tercera ley de Mendel o independencia de los caracteres:

Esta ley establece que los caracteres son independientes y se combinan al azar. En la transmisión de dos o más caracteres, cada par de alelos que controla un carácter se transmite de manera independiente de cualquier otro par de alelos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada